Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Isiltasunaz hunatago
  • Patxiku
  • Amnistías, perdones y justicia transicional
  • Kandido eta besteak
  • Un enemigo mortal e invencible
  • Mundutik mundua
  • Mugi/atu
  • TAV: ¿Y si el Leviatán fuera una sirena?
  • Krokodilo txikia, Jirafa altua eta neurri kontuak
  • Atzerrian
  • Eros
  • El piano de Hölderlin
  • Juan Mari Lekuona - Bertsoak
  • Euli fiririren festa
  • Leitzako bordak, sorreran (1557-1965)
  • Etxera bidean
  • Matones
  • Con el palio hemos topado

Al airico de la tierra

Ensayo y Testimonio nº 27
/ Castellano
/ año 1997
/ 223 páginas
Descripción

Jimeno Jurío recoge en este libro un conjunto de historias, costumbres y personajes de Navarra, testimonio de una época cercana pero que ha desaparecido o desaparece de forma inexorable.

En 1973 Miguel Javier Urmeneta escribía de él: «Todas las cosas de la vida se van haciendo iguales en fisonomía. Quizá esto sea una parte del precio del desarrollo ecómico. Algunas de estas cosas se pueden conservar en museos. Otras, no.

Jimeno Jurio –no hace falta presentarle– piensa que el hombre es la única cosa importante, que hay que conservar en dignidad, libertad y felicidad. Pero Jimeno Jurio piensa, además, que se deben conservar al servicio del hombre, para su cultura y espiritualidad, muchos recuerdos de la vida anterior que, rápidamente, se esfuman en Navarra.

Jimeno Jurio es increíble. Nadie sabe cómo puede llegar a tanto rincón, a tanto papel antiguo, a tanta persona guardadora de consejas. Y tiene humildad y el buen gusto de aproximarse a todo lo pequeño para hacernos la historia cercana, humana y aleccionadora».

José Mª Jimeno Jurío (Artajona, 1927 - Pamplona, 2002)

Estudioso e investigador, es autor de numerosas publicaciones sobre historia, etnografía, arte y toponimia de Navarra. Su trabajo constituye una aportación fundamental para el conocimiento de nuestra tierra, especialmente de nuestra lingua navarrorum. Por ello y por su disposición siempre abierta y generosa, José Mª Jimeno es un hombre muy querido y respetado, aunque su trabajo no haya tenido, todavía, el reconocimiento que se merece.

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: