Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Orain ez, Beñat
  • Adiskideak gara?
  • Extraños en el paraíso
  • Xavier Mina
  • Aingurak eta arrangurak
  • Ez da nire errua!
  • Krokodilo txikia, Jirafa altua eta neurri kontuak
  • Mundutik mundua
  • La represión en Navarra (1936-1939) Tomo II
  • A cierta edad
  • Marx guztiontzat!!
  • Por un sistema público de pensiones
  • Breves del desconcierto
  • Uskararen eleak - Las palabras del uskara
  • Eltxo batek ziztatzen badizu
  • Urtaroak eta zeinuak
  • Leitzako bordak, sorreran (1557-1965)
  • Zer behar da?

Toponimia navarra. II. Burlada

Obras Completas de José María Jimeno Jurío nº 41
/ Castellano
/ año 2008
/ Libro en cartoné
/ 158 páginas
Descripción

Coeditado con Udalbide y Euskara Kultur Elkargoa

«Toponimia, nombres de las casas y algunos documentos evidencian que la población de Burlada empleó el vascuence como lengua coloquial hasta principios del siglo XIX. Altzutzate, Aieka, Bizkarmendia, Errondoa, Euntzetxikia, Iturrondo, Iturriapurriaga, Isuña, Larratz (nombre del terreno delante de la vieja iglesia parroquial y de Casa Xoldáu, hoy plaza de San Juan), Morea, Mugazuri, Muskermendi, Obrarigibela, Otsondoa, Erripagaña (hoy «encima la Ripa»), Sagartxulo, Zumadia (Soto junto al río), Zandua o Zaldua, son otros tantos nombres eusquéricos de términos burladeses. Dorrekoa (‘de la Torre’), Isturitzena, y otros más, corresponden a casas y familias arraigadas en el lugar.
La pérdida del vascuence comportó el olvido de muchos nombres de lugar (por ejemplo: «Iturriapurria», «Baratzeondoa»), la alteración de otros («Susate», «Ezpondoa») y la sustitución por otros castellanos («Zaldua» por «El Soto»; «Itxaustia» por «La Nogalera»). […]
Este estudio de la toponimia burladesa ha sido realizado, como es habitual en este tipo de investigaciones, mediante consulta de archivos y labor de campo, entrevistando a personas mayores nacidas en el antiguo Burlada.»
J. M. J. J.

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: