Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Amets Gaizto nire armairuan
  • Animaliak
  • Gurea dena: Komuna
  • Airea ez da debalde
  • Karl Marx y la crítica de la economía política
  • Kandido eta besteak
  • Ortzadar Arraina
  • La represión en Navarra (1936-1939) Tomo I
  • Euli fiririren festa
  • Animalien inbentarioa irudiduna
  • Breves del desconcierto
  • Abere ba
  • Aireportuko musika
  • La represión en Navarra (1936-1939) Tomo II
  • Zer behar da?
  • El piano de Hölderlin
  • Urtaroak eta zeinuak
  • Krokodilo txikia, Jirafa altua eta neurri kontuak

Merindad de Olite. V.

Obras Completas de José María Jimeno Jurío nº 22
/ Castellano
/ año 2007
/ Libro en cartoné
/ 510 páginas
Descripción

Olite, Ujué, Larraga, Miranda de Arga y Falces

Coeditado con Udalbide y Euskara Kultur Elkargoa

Merindano, por ser natural de Artajona, José María Jimeno Jurío dedicó buena parte de sus esfuerzos intelectuales a su tierra más cercana. Artajona y Tafalla acapararon la mayor parte de sus investigaciones, pero también otras localidades merindanas despertaron su interés: la capital Olite, Ujué, Larraga, Miranda de Arga y Falces. Este volumen recoge los textos publicados e inéditos dedicados a estos lugares, desde sus primeros escritos amateurs sobre Ujué (1960) hasta el dedicado a Olite en 1981, reflejo de la madurez lograda para entonces.

Algo más de una veintena de años separan la pluma pietista del que con 33 años fuera entusiasta coadjutor de Ujué, del ya secularizado y no menos entusiasta historiador comprometido e ilusionado con la vibrante época que le tocó vivir. Entre medio, toda una serie de trabajos dedicados a Ujué, Olite, Larraga, Miranda de Arga y Falces, donde Jimeno Jurío fue forjando una técnica historiográfica impecable, acompañada de un bello estilo literario sensible, a la par que divulgativo.

Esa cercanía la supo transmitir a través de sus escritos, pero también con su participación activa en multitud de actos y conferencias donde daba a conocer los frutos de sus investigaciones y sembraba semillas que jóvenes interesados por la historia local tomaban y hacían germinar en productivas cosechas… Fue el caso de Javier Corcín, de Olite, al que tanto debe la historiografía local, y cuyo cariño hacia nuestro autor queda reflejado en el prólogo.

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: