Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Kenavo, zaku bete urre!
  • Cómo crear un personaje literario
  • Por un sistema público de pensiones
  • Aingurak eta arrangurak
  • Animaliak
  • TAV: ¿Y si el Leviatán fuera una sirena?
  • Orain ez, Beñat
  • Extraños en el paraíso
  • Amets Gaizto nire armairuan
  • Frutak
  • Oliver Button poxpolin bat da
  • La Cueva de la Luna
  • Simón Bolívar
  • Atzerrian
  • Matones
  • Etxeak eta hilobiak
  • Bordarien sorrera eta bilakaera Leitzan eta Areson (1427-1925)
  • Mundutik mundua

El motín de 1854 en Peralta

Ensayo y Testimonio nº 203
/ Castellano
/ año 2017
/ 160 páginas
15,00 €
Descripción

Logo icono pdf

Escrito por Miguel Ángel De Luis
y Juan Manuel Campo

Ilustraciones de Rosi Casado Turrillas

Los amotinados no pretenden ningún objetivo revolucionario. Lo que quieren es no pagar impuestos porque no tienen dinero. Se quejan de las desigualdades que acarrean las sisas, es decir, los impuestos indirectos. Piden se grave la riqueza, pero no el consumo.

El poder judicial del nuevo régimen liberal no puede tolerar que haya inculpados que burlen la ley; además es peligroso que posibles líderes anden sueltos por los pueblos cercanos comentando la revuelta popular, ocurrida en Peralta, contra el impuesto sobre el pan.

«Se pidan por ahora al Excmo. Sr. Capitán General de esta provincia 60 fusiles bajo la responsabilidad de esta Corporación municipal para que la misma según su prudente arbitrio los deposite en personas de arraigo.»

Estas revueltas populares nos han dejado un legado ético, diferente al comportamiento inmoral de la oligarquía, que puede calificarse de humanismo popular.

La ignorancia y aparente ingenuidad de los declarantes no eran otra cosa que la expresión de la solidaridad vecinal, la conciencia de una cierta identidad comunitaria.

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: