Jesús María Velasco Iriarte. La imparable invasión del Opus

opus_dei

ANTE la noticia aparecida en este diario el mes de marzo que decía en letras grandes: “Navarra contará con un campus público de formación profesional para 2013/2014”. Era el gran titular y en segundo lugar en letra pequeña: “la Universidad de Navarra ampliará sus instalaciones con la adquisición de los actuales locales del centro de formación profesional Donapea”. Me invaden ciertas dudas sobre lo que es más importante para UPN, es decir, para el señor Sanz, si es la ampliación de la FP o que este instituto desaparezca del campus de Universidad de Navarra.

La historia del instituto de FP arranca de los años 70. En dicha época me encontraba en Madrid, acompañado por M.J. Urmeneta haciendo una gestión para el Ayuntamiento de Iruña y nos enteramos, en el Ministerio, de que quedaban dos días de plazo para presentar una parcela para construir un instituto de FP. Urmeneta, que era por entonces director de la Caja de Ahorros Municipal, hizo una gestión telefónica y para el segundo día pudimos presentar en el Ministerio la parcela de Donapea, escriturada a nombre del Ayuntamiento y el instituto de FP fue concedido por el Ministerio.

Y ahí en Donapea se levantó el instituto, pero también se levantó la alerta del Opus al salirle cerca de su campus una lechuga pública de enseñanza y comenzó su actuación. Quedaba en la vertiente del lado del campus de la UN., una parcela particular que el Ayuntamiento intentó comprar para ampliar el centro de FP, pero nos fue imposible conseguirla, los tentáculos del Opus la agarraron y la adquirieron. Sigue la actuación del Opus sobre la antigua fábrica de Chalmeta (situada en lo que ahora es su campus), esta fábrica estaba construida en terreno municipal, con su clausura los terrenos debían revertir al Ayuntamiento, pero revirtió a manos del Opus.

Existía por entonces un camino que iba de la Venta de Andrés a la carretera que va a Cizur Menor y al politécnico y que pasaba por delante del colegio mayor femenino del Opus y que los alumnos/as del instituto usaban para ir y venir de clase. El camino salvaba el río con un pequeño puente. Un mal día este puente apareció inutilizado por una verja de hierro y los alumnos tuvieron que ir al otro puente más lejano, parecía que les molestaba que alumnos de un instituto público pasaran por la puerta de su colegio mayor.

Al final de la noticia, aparecida en prensa, dice que la adquisición del instituto de FP por el Opus será a precio de mercado. Y digo yo, preguntando al señor Sanz y a la señora Barcina, ¿por ser para el Opus no será a precio de novena? Como fueron todas las parcelas que hoy ocupa el campus de la universidad y además así el Opus se quita esa verruga que le salió muy cerca de su campus y puede decir Donapea Totus Opus.

Preparando esta historia, aparece el 8 de abril el escrito de 57 profesores del instituto Donapea. Les felicito por ello y sin conocernos ni habernos relacionado, coincidimos en nuestras sospechas. Ratifico toda su carta y confirmo que ustedes también creen que siempre han sido y estado en un sitio que no les correspondía y que ustedes también sospechan aún más cuando el Gobierno dice “no haber ningún interés oculto a favor de la Universidad del Opus”.

Señores profesores, al final como nos ocurrió a nosotros, Ayuntamiento, la pataleta, pero que se transforma ahora en esta protesta escrita y que a ustedes, como yo, lo expresan, les quedarán al final sus alumnos, entre los cuales se encuentra mi nieto.

Jesús María Velasco Iriarte

Exalcalde de Iruña

Author: Pamiela

Difundir en